Inicio » A ti » Consejos para la quimioterapia

Consejos para la quimioterapia

“Si piensas que perderás… Ya has perdido./Porque en el mundo encontrarás, que el éxito comienza con la voluntad de Dios y la confianza en él”

Después de concluida la quimioterapia, mi actual imagen

Mi imagen actual

Mientras aguardaba en el hospital por los resultados de mis análisis de sangre, donde tendría la novedad de mi hemoglobina y el estado de los glóbulos blancos; imprescindibles para ponerme el suero citostático, una señora desconocida me interrogó:

¿Es por aquí el laboratorio?

Sí –contesté- pero esta es el área especializada en quimioterapia.

Apenas me dejó terminar. Salió con un rostro de espanto que jamás olvidaré. Y, no la culpo. Recordé mi conmoción al saber que debía hacer la quimio. Yo también me horroricé, pero después comprendí que si piensas que estás vencido, ya lo estás.

Yo soy cristiana y aunque le pregunté a Dios el por qué debía pasar por esta prueba supe que no hay nadie en el mundo que tenga más amor para dar que el Señor, quien es siempre fiel “Aunque la visión tarda en cumplirse, se cumplirá a su tiempo, no fallará. Aunque tarde, espérala, porque sin duda vendrá, no tardará” (Habacuc 2:3)

Por esa razón, otro aspecto importante para salir adelante en durante este difícil proceso es vivir por fe y no por vista, porque nada hay imposible para Dios.

A mí me extirparon un cáncer de mama (T1 No Mo). Mi tratamiento contó de cuatro de ciclofosfamida e igual número de taxol. Según expertos, estos fármacos son muy tóxicos debido a la incapacidad para diferenciar las células tumorales de las células sanas. Y aunque encontré muchas recomendaciones en Internet ahí les dejo las mías.

Yo soy cristiana y aunque le pregunté a Dios el por qué debía pasar por esta prueba supe que no hay nadie en el mundo que tenga más amor para dar que el Señor, quien es siempre fiel “Aunque la visión tarda en cumplirse, se cumplirá a su tiempo, no fallará. Aunque tarde, espérala, porque sin duda vendrá, no tardará” (Habacuc 2:3)

Por esa razón, otro aspecto importante para salir adelante en durante este difícil proceso es vivir por fe y no por vista, porque nada hay imposible para Dios.

A mí me extirparon un cáncer de mama (T1 No Mo). Mi tratamiento contó de cuatro de ciclofosfamida e igual número de taxol. Según expertos, estos fármacos son muy tóxicos debido a la incapacidad para diferenciar las células tumorales de las células sanas. Y aunque encontré muchas recomendaciones en Internet ahí les dejo las mías.

El primer impacto siempre es duro, pero la victoria está en no dejar que el alma se enferme con el cuerpo. Esa es una gran lección para asumir las reacciones de los fármacos antineoplásicos.

Cambios fisiológicos, pero todos reversibles

En plena quimioterapia; algo difícil es aceptar los cambios fisiológicos. Todos son reversibles

Es importante saber si hay toxicidad para el cabello. Si así es, mejor raparse, pues evitará el sufrimiento de ver el pelo caerse poco a poco. En este sentido es difícil no sufrir, pero la preocupación debe ceder, por qué siempre vuelve a salir; y casi siempre más lindo.

La afectación de las mucosas del aparato digestivo pueden paliarse con la ingestión de yogur natural, fruta bomba en trozos y agua de coco. Hacer comidas frescas, y sobre todo, consumir toda clase de vegetales y frutas, con excepción de las ácidas, sobre todo los cítricos.

La hemoglobina y los leucocitos, que tienden a bajar de manara acelerada por la afectación del medicamento a la médula ósea, pueden mantenerse con el consumo de huevos de tres huevos de codorní en ayuna y mermelada de guayaba. En cuanto a las carnes las más efectivas son las de conejo, hígado de carnero y claria; un género de pez gato.

Una de las reacciones adversas más tremendas para mí fue el estreñimiento. Sin embargo hay una planta medicinal que deviene excelente remedio: la malva de puerco. En casi todos los campos de Cuba puede encontrase.

Esta planta es conocida en el argot popular como: malva de puerco

Esta planta es conocida en el argot popular como: malva de puerco

La quimioterapia es un tiempo difícil. Sin embargo a mí me enseñó a descubrir que la vida no me debe nada. Todo lo contrario. En esa etapa comprendí varias cosas, entre ellas valoré el abrazo de mi hija como oro, en comparación con el frío arreglo del cabello en un salón de belleza.

Supe darle valor a una sonrisa, a un abrazo, a lanzarme a conquistar sueños, porque es verdad: una quimioterapia es dura, pero aún vives.

El cáncer de mama es el más común entre las mujeres en todo el mundo, pues representa el 16% de todos los cánceres femeninos. Un diagnóstico temprano es una vía muy eficaz para sobrevivir. Y, lo más importante dejar entrar a Jesús en tu corazón.

 

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “Consejos para la quimioterapia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s