El cáncer siempre no es sinónimo de tristeza

Todas las historias relacionadas con el cáncer no son tristes. Esta enfermedad no es para nada una condenación. Es la oportunidad que la vida te da para hacerte saber que no te debe nada.

Por tanto debes aferrarte lo verdaderamente valioso, quizá hasta a lo cursi, a cada detalle que te enloquece de ternura. Déjate amar y que esa savia purificadora sane tus venas hasta el cansancio.

Dios te bendiga Sigue leyendo

Consejos para la quimioterapia

“Si piensas que perderás… Ya has perdido./Porque en el mundo encontrarás, que el éxito comienza con la voluntad de Dios y la confianza en él”

Después de concluida la quimioterapia, mi actual imagen

Mi imagen actual

Mientras aguardaba en el hospital por los resultados de mis análisis de sangre, donde tendría la novedad de mi hemoglobina y el estado de los glóbulos blancos; imprescindibles para ponerme el suero citostático, una señora desconocida me interrogó:

¿Es por aquí el laboratorio?

Sí –contesté- pero esta es el área especializada en quimioterapia.

Apenas me dejó terminar. Salió con un rostro de espanto que jamás olvidaré. Y, no la culpo. Recordé mi conmoción al saber que debía hacer la quimio. Yo también me horroricé, pero después comprendí que si piensas que estás vencido, ya lo estás.

Yo soy cristiana y aunque le pregunté a Dios el por qué debía pasar por esta prueba supe que no hay nadie en el mundo que tenga más amor para dar que el Señor, quien es siempre fiel “Aunque la visión tarda en cumplirse, se cumplirá a su tiempo, no fallará. Aunque tarde, espérala, porque sin duda vendrá, no tardará” (Habacuc 2:3)

Sigue leyendo