Inicio » A ti » Diez pasos para resolver conflictos con tu hijo adolescente.

Diez pasos para resolver conflictos con tu hijo adolescente.

adolescente-hijosMi padre ha sido un alcohólico por más de veinte años consecutivos. Tanto tiempo en ese estado ha dejado historias como para publicar varios blog, pero no es el momento. Ahora tengo un problema mayor y es el resultado de la actitud de mi hija, que tiene 10 años y ha crecido junto a su abuelo enfermo.

¿Qué paso con ella? Después de la dura jornada laboral cada tarde era un conflicto diferente en casa. Isabela se imponía con su  malcriadez, ceñida también a la crianza de su abuela (mi mamá). Las razones para armar el lío sobraban: las tareas del colegio, las salidas a deshoras con sus amiguitas, las contestas, las faltas de respeto, la ropa desordenada, la comida que se enfríaba o el baño que esperaba eternamente.

El límite se excedía siempre y nuestra relación se tornó hipersensible. A tal punto llegaron las circunstancias, que cada tarde, entraba por la puerta de  mi hogar predispuesta.

Yo tenía la mejor intención de arreglar las cosas, pero algo fallaba. Me impuse a su forma de actuar con castigos, conversaciones que creí exitosas y nada parecía poner frenos a su  carácter impetuoso, arreciado por su descortesía. Todos mis intentos en pos de mejorar fenecieron durante varios meses, hasta que un buen día mi pastor Carlos Corona me hizo llegar un libro de Cary Chanman. Fue tan oportuno y útil que comparto contigo 10 reglas puestas en práctica por mí para mejorar el conflicto, las que junto a las oraciones devinieron  “clave del éxito para el trato con un adolescente”.

  1. Para caminar hacia la transformación, los padres deben asumir el papel de liderazgo con verdadero y genuino amor. Este paso es inviolable pues la voluntad te ayudará aferrarte a estas herramientas espirituales para comprender y perdonar a tu hijo.
  2. Lo segundo es aprender a comunicarte. Evita imponerte con prohibiciones, más bien, dale razones, básate en tus propios errores de la juventud, humaniza el diálogo y evita  la ira; después del  torrente de palabras violentas le siguen las bofetadas, empujones, empellones. En esta situación todo se torna competitivo y tu hijo hará lo que no debe, sólo por llevarte “la contraria”.
  3. Si deseas que tu hijo se sienta amado después de irascibles episodios, no solo deberás presentarle sinceras disculpas, debes también emprender un nuevo camino de confianza y aprender formas positivas de manejar tu ira; de ser necesario buscar el Grupo de Ayuda más cercano.
  4. Es imprescindible lograr tiempos de calidad en las conversaciones. Para eso, usa palabras de afirmación, el toque físico y  lenguaje de amor. Recuerda, al empezar la escuela ellos están con nosotros, apenas 4 horas al día, por eso gánate su confianza y esta es una buena vía.
  5. Al comunicarte debes escuchar, por muy alarmante que parezca la historia de tu hijo. Cada quien es  libre de expresar sus experiencias, pensamientos, sentimientos y deseos en una amigable atmósfera de aceptación, los padres debemos aprender  a ser verdaderos amigos y para eso no podemos “poner el grito en el cielo” por su conducta ante determina situación, sino tener a mano el consejo oportuno, pues si lo reprendemos y le reprochamos, sólo logramos se sientan culpables.
  6. Mientras el joven hable,  evite interrumpir. Las intervenciones de este tipo detienen la plática antes de terminar.
  7. Formúlale preguntas reflexivas. Cuando creas haber comprendido lo que tu  adolescente está tratando de decir, contrólalo reflexionando en la declaración efectuada con una pregunta: «He oído que dices… ¿Es correcto esto?». O: “¿Estás diciendo que…?». El escuchar reflexionando aclaras los malos entendidos y tu comprensión acerca de lo que dice.
  8. Expresa tu comprensión. Los vástagos necesitan saberse importantes y contar con alguien a quien acudir, de esta forma muy probable que él se encuentre dispuesto a escuchar tu opinión, aun cuando no esté de acuerdo contigo.
  9. El noveno paso es aprender  a hablar. Este se refiere a evitar los “tú” y utilizar los “yo” pero de forma inteligente. Tratar de borrar los “te lo dije” después que algo salió mal, los “tú sabes que eso está incorrecto” entre otros, e introducir los “yo estoy aquí”.
  10. El último, requiere de vestirse de paciencia y controlar los cambiosde carácter, pues como padres imperfectos, también tenemos que tener perseverancia para poner en práctica esta guía y gozar de la bendición de los hijos.
Anuncios

7 pensamientos en “Diez pasos para resolver conflictos con tu hijo adolescente.

  1. Es algo bastante conflictivo para los padres, y muy común en estos días.Es necesario siempre la comunicación con el adolescente, la comprensión, la ayuda. Muchas veces hay que ponerse en sus lugares para comprender lo que piensan y lo que hacen, y desde ahí partir para llevar una mejor relación. Muy bueno los consejos que se exponen aquí, les servirán de mucho a los padres.

  2. mi hija tiene 15 años ya tiene un bebe hermoso . comn la mama emos discutido mucho estos ultimos tiempos y ella ultima mente cuando dormimos se va y vuelve al otro dia e ido a buscarla pero no siempre la encuentro o se hace negar y eso me preocupa x q anda con el bebe

    • Gabriel, el primer paso debe ser suyo. Tendrá que liberar a su hija a través de su perdón. Después de un diálogo en amor; estoy segura todo irá acomodandose. No le haga reproches y confíe en Dios, que quien lo hace nunca es avergonzado.

  3. La verdad bastante bueno los consejos espero ponerlos en practica en el día a día con mis hijas hoy en día tanta televisión que miran cuando no estoy en casa porque me encuentro en el trabajo

  4. Mi hija va cumplir 15 años y esta muy rebelde,todo le molesta,no quiere hacer nada no quiere ir a la secundaria,solo quiere dormir y estar con la tabletas,yo trato de hablar con ella para saber lo que le pasa pero no quiere contarme,solo se enoja o me dice no tengo nada,ya no se de que manera hablarle,me gana el enojo y ha veces termino regalándola,la verdad no se como manejar la situación, tal vez pienso que es así porque mi esposo no la deja hacer ni salir,es muy controlador y por todo la esta castigando al igual he hablado con el pero tampoco comprende,estoy en el punto en que ya no se que hacer

    • El cambio tendrá que ser en usted primero. Después verá el de su hija. Gane en tolerancia. Se puede hacer por fe, en el nombre del Señor…. quien no le dejará ni le desamparará!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s